Follandome a mi hermana, puro incesto

By | 28 septiembre, 2015

Empezare por relatarles tanto está compuesta mi linaje, mi papa se llama Jorge trabaja en una empresa de medicamentos es administrador y cerca de no está en la casa, ya que viaja a otras ciudades, mi madre se llama Mari es repostera, y igualmente está mucho duración externamente de la casa, mi madre que se llama Adriana ella tiene diecinueve años es de piel albúmina, cabello negro flojo hasta la talle, curación 1.70m cara alargada bonita, tiene piernas largas y estómago plano, pechos redonditos y paraditos no sé de qué medida, pero son de buen magnitud, del trasero no está nada mal, pero su atractivo son sus pechos, a veces se pone unos sujetadores deportivos y se le sellan los pezones y me es necesario no tener una erección con semejantes tetas, y incluso es ciertamente bonita, Le gusta la buceo he de allá su cuerpecito ahora que entrena mucho porque está dentro las mejores del estado .

Yo tengo tres años menos que mi monja yo soy Alex soy moreno claro mido 1.69m, supongo que ni feo ni guapo más del ejemplo frecuente, vivimos en una casa valla de la ciudad en adonde trabajan mis padres, y la claustro de mi sor se encuentra a quince minutos de la casa, y mi escuela a unas 10 calles más delante de la escuela de mi monja, continuamente nos llevaba mi madre en la mañana y de allí se iba a su trabajo.

Mi madre entraba a su trabajo a las 8.00am y nosotros a la escuela a las 7:00 am por lo que le daba tiempo suficiente de llevarnos, pero por un cambio de casero en la repostería ahorita tendría turno quebrado o sea entraría a las 7:00 am y ya no podría llevarnos a la escuela, y papa no siempre podría, ahora que está ocupado en su trabajo , por lo que optaron en comprarle una moto a mi sor, para que me lleve a la escuela, y de vuelta me licencia a buscar.

Todo estaba demasiado bien, inclusive que quiso manejar la moto que le compraron, era automática, las que tienen gaveta en la parte de bajo del asiento, lo intento pero se desesperaba y pasaba a caerse varias veces y se asustaba, a lo cual mis padres me pidieron que lo intentase yo. Al principio no quería ya que no me gustaba la idea de ser el mandadero de la estirpe y de mi profesa así que a regaña dientes tuve que comprometerse, y resulto que la pude manejar muy bien, el incidente que fui por mi conformidad con mi papá y me lo otorgaron, actualmente mi deber era llevar a mi sor a la escuela y traerla a casa posteriormente de la escuela.

Nunca pensé en hacer nulidad con mi sor, ya que ella constantemente era distante y el trato era mínimo, pero nos llevábamos bien, ya que nuestras habitaciones se encontraban en diferentes pisos dela casa, yo en la parte baja y ella en el posterior apartamento con la habitación de mis padres, me encantaban sus tetas ya que a mis dieciseis años no dejaba de pajearme fantaseando con las mujeres de mi casa, pero no me imagine tocarlas alguna vez.

Estrenamos la moto para irnos a la escuela el lunes, actualmente esperaba a mi profesa en la carrera, salió al escaso ciclo con un pantalón de mezclilla y una blusón de la escuela se veía excesivo bien ya que los pantalones le marcaban bien su talle y trasero, se subió tras de mí en la moto, me volumen de la talle y empezamos el itinerario hacia su escuela y a las pocas calles pasamos un tope de mengua de diligencia y frene tenuemente, en ese momento, hice el descubrimiento más intrigante de mi vida, los pechos de mi hermanita se aplastaron en mi espalda sintiendo lo rico de tocar esos pechos que en mis sueños nunca me imagine ni siquiera rozar, era tal alumbrado recorriendo mi espalda y el resto de mi cuerpo inclusive llegar a ponerme duro el glande, elevado, me atractivo.

Ella me dijo – Alex ten cuidado no seas tan brusco no llevas animales, a lo que sonrío. Yo colgante – lo siento hermanita lo que pasa, es que no domino aun la moto al ciento, pensaba que podría ser mi motivo para repetirlo nuevamente, y así lo hice unas cuadras luego. Y volvió a pasar lo mismo, frene y sus pechos tocaron de nuevo mi espalda y Ella dijo- hoy tonto que llevas una princesa no animales repitió riéndose un carente, a lo que reí asimismo. Había además semáforos en los que realizaba la misma maniobra , deleitándome con sus ricas tetas, y ella solo se ponía pellizco nerviosa hoy que le tenía miedo un corto a la moto y a veces no decía nadie.

La tonillo en su escuela y en la tarde regrese por ella al no salir a la misma oportunidad siempre tendría que esperarla o ella me esperaría, ese amanecer me toco que me esperara. Cuando llegue me reclamo que por que no llegaba, que me apurara porque tenía que llevarla a los entrenamientos, por lo que nos fuimos a la casa con sus respectivas frenadas por cada tope y luz, dejamos nuestras cosas y la lleve a la piscina, actualmente que solo duraría su adiestramiento una oportunidad, mejor la espere, sentado alígero de las piscinas, cuando la vi en traje de inmersión casi me caigo en una piscina, se veía extraordinario con sus pechos de frente y su talle pequeña y caderas anchas.

No entendía por qué ninguna persona se le acercaba, a lo que pensé que igual vez los compañeros que querían ser sus novios se intimidaban por semejante mujer que es mi novicia, a lo mejor mi hermana no les daba oportunidad actualmente que ella entrenaba casi diario y estudiaba mucho y era pellizco solitaria, por lo que apenas le conocí dos novios de esos que son buenos estudiantes.
En fin regresamos a la casa y cada quien por su lado. Solo llegue, y lo primero que hice es meterme a mi cuarto y hacerme una buena chaqueta recordando a mi hermana en traje de baño, ya era jueves y yo seguía con la misma rutina de todos los días la llevaba a la escuela y frenaba tantito antes de los topes y semáforos, ella lo que hizo es mejor abrazarme y pegar totalmente sus pechos a mi espalda, me encantaba, pero me descuide por que deje de pasar los semáforos de la misma forma, el viernes se separó de mí y regrese a la misma táctica del frenado sin darme cuenta, ese mismo viernes me dijo que no iría a entrenar así que me quede con las ganas de verla en traje de baño.

Llegando de la escuela me metí a mi cuarto, en la casa no había nadie, me iba a hacer una paja cuando toco a mi puerta mi hermana diciendo – Alex estas ocupado podrías ayudarme, puedo pasar pregunto. Le dije que si yo estaba sentado en la cama y ella entro con una toalla arrollada en su cuerpo
Ella dijo- me estoy probando el nuevo uniforme y quería ver qué opinas de él, en ese momento se quitó la toalla y pude ver un traje de baño azul cielo se le sellaban perfectamente los pezones paraditos a lo que casi me vengo sin tocarme en ese momento.

Ella dijo – que te parece
Yo – no pude articular palabra alguna me quede con la verga parada en mi shorts corto. Con la boca abierta. Pensaba tenía el coño casi marcado y las tetas a reventar creo que era una talla muy chica.
Ella dijo- veo que me queda bien por tu reacción, y sonrió, te gusta me pregunto
Yo le dije – Adriana te vez súper buena digo súper bien
Ella – empezó a reír jajajaja como dijiste tonto pregunto.
Yo le dije sonriendo pícaramente – perdóname Andrea pero si no fueras mi hermana no te dejaba salir de mi cuarto, sin hacerte un montón de cosas
Y ella dijo riendo – mmm y cosas como que me harías
Yo le dije sonriendo – más bien que no te haría.
Ella rio y dijo – que crees que no me he dado cuenta que cuando me llevas en la moto solo andas frenando para sentir mis pechos en la espalda hermanito pervertido.
Yo le dije algo acorralado – rayos creo que me descubriste.
Ella dijo, ya más seria- porque lo haces

Yo dije seriamente- lo que pasa es que no puedo más, la verdad te veo diario, te llevo a tus entrenamientos, te veo en trajes de baño y pues yo no soy de palo.
Ella dijo sonriendo- y por qué no le haces como yo, me masturbo de vez en cuando para aliviarme y así no te dejas llevar por las hormonas. Como crees que puedo sobrevivir sin novio.
Yo sorprendido por lo que me había dicho, no quise quedarme atrás, ya que había tomado algo de confianza
Yo le dije- realmente lo intento, pero a veces me masturbo hasta seis veces al día y no logro dejar de pensar en sexo creo que me voy a volver loco reí apenas.
Ella dijo- como seis veces al día no lo puedo creer.

Platicamos de algunas cosas de sexo y de sus novio que ninguno la toco alguna vez que de besos no pasaban y caricias, ya que también la natación la dejaba sin fuerzas, me pregunto que si me dolía cuando no me masturbaba, etc. Todos los días platicábamos de cosas y nos empezamos a perder un poco la pena, ella se iba en la moto apoyando sus tetas en mi espalda como en complicidad, ya no utilizaba el truco de frenar, luego me buscaba para mostrarme sus trajes de baño y de vez en cuando yo le daba clases de conducir la moto ella sentada adelante y yo atrás.

Por lo que ahora era yo, el que le empezaba a empujar mi verga en su trasero en cada clase, ella sonreía en complicidad y a veces se arrimaba para sentir lo duro que me traía, le gustaba sentirse deseada era como un juego que pronto avanzaría.

Era un sábado en la mañana en la que nuestros padres se irían en una de sus escapadas a una playa solos y regresarían el domingo en la tarde, que me dijo mi hermana que si quería podríamos pedir pizza y ver algunas películas ya que ella no era de irse de reventón y tampoco yo, además que esas semanas realmente disfrutaba estar con ella ya que me dejaba alburearla de vez en cuando y ya hasta jugábamos a las luchitas de cosquillas de vez en cuando, con el pretexto de tocarnos un poco. Pero con algo de recato hasta ese momento.

En la mañana del sábado despertamos bien tarde, yo como a las 10, y Adriana a las 11:00am, mis padres ya se habían ido, asique fui por un pollo rostizado para comer , y desayunamos, me pidió ir por una tarea a casa de una amiga de ella en la que pudo manejar la moto un poco en la zona que no había tráfico, regresamos a la casa como a las 3:00 de la tarde fuimos por unas películas para ver, el quinto elemento y ella una de terror llamada siniestró.

Nos fuimos a bañar y pedimos una pizza ya eran como las 5:30pm, ya me había ido a bañar con su respectiva paja pensando en las tetas suculentas de mi hermana, me puse una playera y short corto, en eso Adriana bajo con un top deportivo de esos que aplastan sus tetas no llevaba brasear abajo, por lo que se le marcaban los pezones y se le veía su abdomen plano su cabello mojado olía delicioso y un short de licra blanca que se le dejaba ver una tanga pequeña de color negro.

Al bajar le dije sonriendo que se veía muy buena y que a ver si podía concentrarme en la película, y dijo pues espero que si ya que es de tu actriz favorita milla jovovich , a lo empezamos a ver la película.
Después de un rato me pregunto de la nada, que por que le gustaba esa actriz ya que no tenía pechos, sabiendo que me encantaba tocar y rozar los de ella. No se me olvida la cara cuando le dije así – lo que pasa es que me gustan nada más tus pechos y de nadie más.

Ella dijo sonriendo – estás loco de remate y siguió viendo la película.
Mientras veíamos la película yo pasaba mi mirada por sus pechos y su entrepierna tratando de ver algo más, de lo que ya mostraba de más, yo le mostraba mi erección debajo del short para darle a saber, cómo me ponía verla así, en eso llego el repartidor me levante y le pague y me fije que miraba también mi erección, se había acabado la primera película. Ahora seguía la de terror a lo que esta se puso más interesante.

Ella se inclinó hacia la tv para cambiar la película, en ese momento yo estaba de frente a su trasero firme, entre sus piernas se le formaba un arco entre las piernas guau no podía creerlo su vagina se le veía grande como hinchada, ya estaba muy caliente y en mi cara se me notaba, cuando se voltio, se le marcaba su pata de camello, en ese momento para controlarme ya que estaba todo rojo de la cara, Salí y me fui al baño para calmarme, ya que si no, era capaz de cometer la locura de violarla allí mismo.

Me tranquilice un poco saque mi polla y la acaricie un poco orine y se calme un poco, me lave las manos y puse algo de agua en mi cara, me seque y Salí del baño, cuando regrese tenia pausa la película y dijo Adriana – que paso te fuiste como si hubieras visto un fantasma.

Yo le dije – es que de pronto me dio ganas de miar y me gano la prisa sonreí
Ella dijo sonriendo pícaramente- mm m ya me imagino por que
Yo le dije – por que
Ella dijo – seguro tienes miedo de la película de terror y se empezó a burlar.
Yo le dije – tonta solo ponla y apaga la luz

Y así lo hizo, la empezamos a ver sentados en el sofá que lleva tres personas y que esta frente a la tv, ella de un extremo y yo en el otro al primer susto agarro las palomitas que comíamos y las cambio del sofá a la mesa y se acercó más a mí , al segundo susto se me acerco completamente , cuando vi ya me tenía abrazado de lado y sus pechos rozando mí brazo, mi calentura subió de repente y su constante rose de tetas también, en otro susto no pudo más y me dijo abrázame, yo no lo pensé dos veces y lo hice, pero como estábamos incomodos me dijo Adriana, que te parece si abres tus piernas y me siento en medio, así cuando me de miedo me abrazas por atrás sale. Le dije ok y así lo hicimos.

Creo que ya no tenía escapatoria ya que el rose de mi verga en su trasero era más que evidente teniendo puesto ella licra. Su cabello enfrente de mi tenía un rico aroma que poco podría resistirme a estas alturas y el siguiente susto fue fatal ya que tomo mis brazos y los puso encima de sus pechos, mi verga estaba dura como piedra topando ese culo maravilloso de mi hermana, la abrace fuerte y me acerque a su oído, lo siento no puedo más.
En ese momento la tome de su top deportivo y se lo rompí en dos, ella se tapó sus pechos como pudo, la aprisione con mis piernas para que no se levantara y mi mano izquierda la tome de la cintura y con la otra mano la deslice entre sus brazos que cubrían sus pechos y empecé a masajear uno de sus pechos, entonces le pace la lengua en su cuello también le daba besos y mordidas leves a su oreja.

Ella me dijo- Alex que haces ya cálmate por favor no está bien lo que estás haciendo
Yo le dije acercándome a su oreja y hablando grave y suavemente, lo siento pero no puedo más, te necesito, me traes loco desde hace mucho y ya no quiero quedarme con las ganas sin importar que pase conmigo.

Entonces la deje de aprisionar con mis piernas y ella se levantó para irse, me incorpore y la tome de la cintura, ella seguía cubriendo sus pechos, la deje caer en el sofá y pataleaba, en eso la tome de una pierna y las separe, colocándome entre sus piernas, como no utilizaba los brazos ya que cubría sus senos, aproveche me incline y le mordí suavemente su monte de venus , tome su licra y la rompí , solo le quedaba su tanga negra, ella suspiraba y me decía Alex, Alex por favor, en eso me incline de nuevo y olí su tanga y me encendió mas, pase mis labios en su tanga y note que estaba empapada, ice un lado la tanga y metí mi nariz entre sus labios, en eso ella gimió haaaa y decía Alex no, no .

Aspire profundo y perdí la razón de mí, empecé a lamerle sus labio vaginales como si se me fuera la vida en ello, entre mordidas leves y lengüetazos que le daba ella decía- haaaaay Alex haaaa haaaaa no sigas ya no puedo más, en eso me tomo de la cabeza y empujándome a hacia su vagina con fuerza se empezó a retorcer y arquear su cuerpo y gritaba yaayaaa que rico haaa Alex amor no pares y grito me vengo haaahaaaahaaaa dios que rico es esto, que rico, en eso la mire estaba roja de la cara y sonriendo, disfrutando me levante .
Ella se quedó tirada en el sofá con las piernas abiertas y sus brazos a sus lados agitada sudando y cansada, ya no tapaba sus hermosas tetas, aproveche y me baje el short y me quite la playera.

Ella abrió los ojos y me vio desnudo con mi pene parado a no más. pero no dijo nada, le levante sus piernas sin ninguna negativa y me las puse en mis hombros mi glande tocaba sus labios vaginales, mi verga totalmente dura, la tome de la cintura y de un solo golpe le metí la mitad , a lo que ella dio un grito de dolor asc hhaaa Alex Duele haaaa, espere unos segundos y embestí de nuevo y entro toda, me quede por un momento así, y ella dio un grito muy fuerte, y pare dentro de ella sentí sus latidos que daba su pucha, su humedad, la sensación de calor y terciopelo de estar dentro de mi hermana y le dije que rico es estar dentro tuyo no sabes cuantas veces soñé en estar contigo así.

Ella sonrió y me dijo – ya puedes moverte amor ya no me duele mucho, me alegro escuchar eso y empecé a moverme desesperadamente dentro de ella, se la metía y sacaba sin contemplaciones, ella empezó a gritar haaaa que rico esta, que rico, no me la saques por favor, más duro más duro hermanito más duro mi amor.

Yo no podía decir nada solo me dedicaba a meter y sacar mi polla de la vagina de mi hermana me sentía en el cielo, sus pechos saltaban hacia arriba y abajo sus pezones duros y saltados, cuando entraba tenía un sonido especial el cual me excitaba sobremanera, mis huevos pegaban en sus nalgas y yo arremetía más duro hasta que ya no podía más, ella sollozaba y decía ya allá, ya casi un poco más Alex un poco más, ya casi mi amor, acelere mis arremetida con toda la fuerza que me quedaba , mas rápidas en ese momento , ella ya abierta de piernas totalmente levanto su espalda, saco el pecho al frente y grito me vengo me vengo amor , me abraso, araño mi espalda y mordió mi hombro, en eso yo, ya no pude resistirme más e inunde su vagina con seis chorros de semen diciendo Adriana me vengoooo oooooo,haaaaaaa, y caí encima de ella empapado de sudor sobre los deliciosos pechos de mi hermana.

No nos movimos por un buen rato así, sentía sus pezones duros y sudorosos, mi pene perdía su tamaño y sentía como salía mi semen de su vagina inundada, me baje tantito y deje mi cara entre sus pechos. Y así estuvimos un rato hasta que me dijo, sabes tenia tantas ganas de que me hicieras tuya , pero mi moral y mi inseguridad, no me permitían, y pues como no podía más sin que nadie me tocara, y me excitaba calentarte y ver que por mi causa estabas siempre con tus erecciones. Me volví loca y trate de provocarte, yo le dije- lo siento perdí la cabeza no pude controlarme ella me dijo. No lo sientas ya que me gustó mucho y además yo lo provoque.

Le dije – después de esto no sé cómo va a hacer lo nuestro. No quiero que cambies conmigo.
Ella me dijo – no pasara, yo tengo mis metas por eso no quería tener novio y menos embarazarme y tener que dejar de hacer lo que me gusta. Y ya que tú me quitaste mi virginidad, tú me perteneces y serás mi hombre hermanito hasta que yo decida cuándo, y hacer mi vida con alguien más
Yo le dije – entonces
Y ella me dijo – si es lo que piensas yo seré tuya cada vez que queramos los dos.

En ese momento la bese en los labios y se los mordí suavemente.

Pd. lo primero que me mando a comprar fue su pastilla del día siguiente ya que estaba ovulando y también unos anticonceptivos para después. Y así me volví el mandadero de la hermana más buena que puede tener un chico de dieciseis

Deja un comentario