Orgia con embarazada

By | 25 enero, 2016

Tanto una reunion de tres parejas acaba en una fenomenal orgia.

Hacia años que teniamos ganas de vernos para cenar. Elegimos mi casa exento ningun finalidad en exclusivo. Llevabamos cuatro o cinco meses con la idea de reunirnos y celebrar el afortunado embarazo de mi consorte.

Somos terna parejas que nos vemos muy frecuentemente para tomar copas, pero aquella anochecer todo se desmadro.

Mi consorte se llama Yolanda, es una esplendor pero un escaso gordita (ahora mucho mas). Yo me llamo Antonio y soy uno años mayor que mi mujer, me considero un arquetipo frecuente, con cierto atractivo, pero frecuente.

Manolo y Luisa, son dos personas excesivo normales, ella un poco estrecha, tambien esta embarazada pero aun no se le nota carencia porque esta de dos meses escasos.

Eva y Jose, son también dos personas corrientes. Ella es un corto bajita, pero atractiva y excesivo dicharachera. Da cierto morbo.

La colación fue bastante bien, y despues nos sentamos para tomar unas copas. Eva se ausento, pero yo no me percate de ello. Asi que me este por que me estaba meando. Abri el servicio carente darme cuenta que la luz estaba encendida.

Cuando abri la salida vi a Eva manifestación en el sanitario. Se lento un poco cortada y fui salir de nuevo en el momento que me pidio que no me exteriormente.

Entre en el servicio, me acerque a ella y esta me acaricio el bala por encima del pantalon. Carente pedirle conformidad me agache y le pedi que empezara a mear. Queria tocarle el coño mientras sentaba se meado en mis manos.

Fue orgasmico. Crei que iba a correr. En el tiempo que acabe me enjuague las manos y sali intentando disimilar, para que no pareciera que venia del servicio.

Durante las copas Eva me miraba de manera lasciva.

A medida que tomabamos copas ibamos acercandonos mas a nuestras parejas y los besos cada vez eran mas humedos.

El estado de mi mujer, gestante de seis meses, me excitaba de manera extraordinaria. Entre charla y copas, las manos se iban para zonas cada vez mas calientes. Asi y aproximadamente escaso darme cuenta le lanzamiento uno de los grandes pechos a mi mujer. Esta ni se dio cuenta, pero mi amigo Manolo y Jose si se percataron, y se acercaron para ayudarme a sobarla.

Yolanda, recatada hasta entonces, se dejaba tocar por terna tios.

Mientras Eva y Luisa, un corto perpleja y proporcionado caliente, se arrimaron para tocar algo que no conociera.

Asi Luisa, empezo a acariciarme el culo y la base de los embrión. Jose seguia con las tetas de mi mujer y Manolo empezaba a acariciar el coño de Eva.

Aquello ahora no habia quien lo parara.

Entre roces y tocamientos fuimos desnudandonos. Al aire quedaron terna buenas pollas. Jose era el que la solitaria mas gorda, Manolo quizas la tuviera algo mas larga. La mia era intermedia. Ideal para anos virgenes.

Las mejores tetas de la reunion eran las de mi mujer, al menos hasta que pasen dos meses. Tambien solitaria el mejor coño. Poco denso, pero grandes labios. Eva, solitaria un culo mucho bueno, el mejor quizas.Luisa estaba conveniente delgada y mi personalmente me gustan mas gorditas.

Cuando ahora estaba todo desbocado y carente control vi como mi mujer se sentaba y se follaba a Jose. Era la segunda chica que mi mujer se metia en su coño en toda su vida. Estaba demasiado caliente. Para animarla, para darle mi aprobacion me acerque a ella y le comi la boca como hacia ciclo no lo haciamos.

Jose y Luisa hacian un excelente sesenta y nueve, adonde ambos tragaban todos los jugos que emanaban sus cuerpos.

Eva, me estaba esperando tocandose el coño. Aquel que coño que senti mear sobre mi mano, ahora iba a ser comido por mi.

Estaba delicioso, incluso sabia a meado. Esquisito.

Estaba yo caído, comiendome el coño de Eva, en el momento que siento que mi gallina se hunde en un coño. Tirada la cabeza para ver que ocurria y pude comprabar como Luisa me estaba follando. Estaba delgada, pero follaba de manera exagerada.

Fue entonces cuando vi que mi mujer estaba siendo follada por mis dos mejores amigos. Aquello era superexcitante.

En vista de aquello me acerque a ella para ofrecerle mi chica. Me la mamo mientras unos minutos, pero la tuve que dejar. Solitaria dos hembras para mi a las que atender. Puse de rodillas y de espaldas a mi a Eva. Empece a comerle el ano con fuerza, pero con deliquadeza. En el momento que pense que ya estaba bien engrasar apunte con mi gallina y se la fui metiendo hasta que la base de mis embrión toparon con su culo. Desde entonces empezo un vaiven ininterrumpido. Luisa, mientras se acariciaba el coño e intentaba besarme el ano.

Pasado un buen santiamén, Luisa canto para si un par de pollas. Queria ser penetrada por dos pollas a la misma vez. Asi, me tumbe en la moqueta para adoptar un coño que emanaba flujo por todas sus paredes.

Jose tambien se acerco para después de un buena comida de culo penetrar, no carente hacerle cierto daño en el ano de Luisa.

Manolo, mientras, follaba a Eva con mi mujer sobre su boca, manifestación.

Nos quedamos todos perplejos en el momento que, de buenas a primera, Yolanda con toda su barriga grande y sensual se levanta, abre sus piernas y empieza a mearse sobre Manolo.

Aquello iba a ser poco que todos terminariamos practicando: la lluvia dorada.

Por ultimo Eva, tambien recibiria su sesion de doble penetracion sin su marido. Actualmente estabamos todos bastante calientes y dispuestos a descargar nuestras pollas en las bocas que decidieramos. Eva recibiria todo mi esperma; Yolanda el de Manolo; y Jose el de Luisa. Eva mamaba con frenesi, inclusive que consiguio que me descargara una gran cantidad de caseína. Eva desprovisto cortarse se adversidad mas de la mitad en el momento que me cogio por el cuello y me comio la boca. Me tuve que tragar la otra mitad de mi propio esperma.

Mi esposa, con esto de que estaba embarazada, cambio sus labios por su coño y dejo que se corriera dentro.

Luisa dejo escapar toda la lefa de Jose.

Posteriormente hubo una gran sesion de lluvia dorada, donde todos recibiamos de todos y todos dabamos a todos. Que lujuria.

Desde entonces y hasta la fecha nos hemos visto mucha mas y siempre hemos acabado follando todo lo que se movia.

¡Ah! Mi mujer tuvo un crio precioso. Por cierto, que Eva tambien esta embarazada, asi que la proxima que me la folle me corro dentro de su coño.

Deja un comentario