Porno con mi perro.

By | 5 octubre, 2015

Hola, me llamo Maria y os voy a contar tal fue mi primera vez en esto.

Como dije primeramente fue mi primera vez en la cual solitaria dieciseis años. Actualmente tengo 22, soy de medida media, morena, delgada y con ojos color caramelo. En ese duración yo quería experimentarlo todo, era pronto incluso si, pero no me importaba. Solitaria el mejor novio que cualquiera quisiera tener. Afable, guapo, cuerpo fornido y excesivo pero muy celoso.

Todo comenzó una tarde, estábamos en mi habitación mirando vídeos por Facebook, cuando mi novio me comenta de ver porno. Me quede sorprendida hoy que jamás me lo había propuesto pero acepte. Entrando en varias paginas a los dos nos dio por curiosear en Zoofilia, nunca habíamos visto vídeos de ese tipo, y yo menos claro esta. Pusimos el vídeo y nos sorprendimos un poco, vimos como una tía se ponía a cuatro patas para que su cachorro la penetrara. Mi pretendiente se quedo con los ojos de guiso y una pequeña erección y yo para que mentir sentía una emoción extraña y demasiado deliciosa. Ibamos de video en video como si nada. Al acabamiento nos cansamos, cerramos el ordenador y el ya se tenia que marchar. Cuando el se fue yo me acoste, no me quitaba de la cabeza ese video, me calento demasiado. Un grito me hizo volver al mundo y fue el de “Maria

Saca a tu perro” de mi pezón. Cuando baje ahora miraba a mi perro de otra forma. Mi can se llama Tobby y es un pastor aleman. Lo tirada a pasar y jamás me dio por fijarme en su gallina hasta ese jornada. Regresamos a casa y mi mama tenia que salir, así que nos quedamos Tobby y yo solos. Por mi cabeza andaban cosas colmado fuertes para mi edad actualmente que apenas hacia un mes que me había desvirgado. Estaba colmado caliente tal para preocuparme de eso a si que sin pensármelo dos veces llame a Tobby. Tobby se acerco carente ningún problema, lo empeze acariar por la barriga y bajando inclusive su chica. La primera vez que le toque se echo para atrás, y a la segunda se dejo.

Vi a modo de dentro salia pellizco de color corinto enormo y grueso, eso hizo que me mojara mas. Empeze a desnudarme y a dejar que Tobby oliera mis partes, se volvió como loco en el tiempo que llego a oler mis flujos. Escaso pensármelo me puse en el suelo a cuatro patas parecido y tanto en el vídeo, Tobby se me acerco por atrás e intento montarme. El primer intento lo fallo pero el segundo…el ayudante fue un grito mio de placer. Sus embestidas eran demasiado fuertes y yo estaba gozando, en ese momento era totalmente una manía en celo. Tobby se acelero muchísimo y note a modo aquello había crecido mas.

Seguía acelerándose en el tiempo que de pronto empezó a llenarme de su simiente dentro de mi, yo gemia de placer, sabia que ese tuso me había follado como ningún, que jamás volvería a sentir nada igual. Tobby se despacio unos minutos aglutinado a mi y luego se separó, empezó a lamer su ente y yo aproveche para vestirme. Por la noche en el momento que me fui a dormir no podía olvidarme de eso, fue la mejor follada de mi vida y eso que apenas solitaria experiencia en esas cosas.

Al alba consecutivo en el tiempo que vi a Tobby el sabia lo que iba a pasar en en qué grado areola nos dejara solos.

Deja un comentario