Relato porno de orgia entre amigos

By | 9 febrero, 2016

Fue cuando Ernesto su hermano, dijo. Bueno actualmente que no vamos a poder ir, bien podemos tomarnos unos tragos, para ofrecer que nos graduamos.

Yo aun no acostumbro a beber, entendí que esa era una buena razón, y como toda una buena pendeja acepté. Así que de inmediato Noél mi novio, sacó no se de en que una redoma de Champan, y después de descorcharla nos sirvió a cada uno una copa. Así que a continuación de brindar por graduarnos, morapio su hermano y persistente haciendo tercero brindis, y al finalizar de beber esa segunda copa, me indicaron que me tocaba a mi hacer el próximo invitación. Y así estuvimos brindando por un santiamén, hasta que se acabó la damajuana.

Ya en ese momento, comencé a sentirme más bienaventurado que de estilo, y cuando Noél sacó otra ampolla, y después de serv irnos nuevamente otras terna copas. Comenzamos a dedicar, por tonterías. Hasta que mi prometido de manera distraída, comenzó apoderarse mis senos.

Yo la autenticidad es que no joya carencia, porque no vi nadie malo en ello. Lo malo fue que casualmente, se me cayó mi copa, y se rompió, por lo que yo seguí brindando a pico de garrafa. En el tiempo que en una de esas escucho a mi enamorado brindando por mis paradas y lindas tetas.

Yo e sentí torpemente bien orgullosa, así que en el momento que él continuó tocándomelas, y besándolas. Yo no joya nada. El colmó fue que en cierto momento, le preguntó a su hermano si había visto tetas más lindas que las mías. Y el muy desgraciado de Ernesto, dijo que no. Que mis tetas eran las más bellas que haía visto, que eran tan bellas que provocaba besarlas.

Fue en el momento que Noel, de manera asaz condesesdiente, me preguntó ¿Puedes dejar que Ernesto te las bese, para que sepa lo que es realmente bello? Yo la autenticidad es que no sabía tanto decirle que no, así que de momento tanto mi pretendiente a modo su hermano, no tan solo me besaban las tetas, sino que me las acariciaban y mamaban divinamente.

En el proceso, ni cuenta me di que me fueron desnudando, hasta que momento y detrás abrir una tercera redoma, a Noél se le ocurrió tal él mismo dijo. Beber en el foso. Yo ni idea tenía de lo que él hablaba, hasta que sentí que sobre mis panal derramó pellizco de Champan, y poco más o menos de inmediato se dedicó a chuparlo, sirectamente sobre mi coño.

Yo la autenticidad es que lo dejé que continause, porque me gustó mucho lo que mi prometido me estaba haciendo, mientras que su hermano no dejaba de chupar mis tetas.

Así que en el tiempo que uno de ellos me estaba mamando mis tetas, el tercero me mamaba el coño. Al punto que de meomento disfruté de un clímax único. Tan y tan rico fue, que desee volver a disfrutar de ajeno.

Cosa que sucedió al disminuido periquete, en el momento que tanto Noél, a modo luego Ernesto me comenzaron a penetrar. El sentir entrando y saliendo sus vergas ahora fuera de mi coño, a modo de mi boca, era algo que disfruté de manera increíble.

Movía mis caderas, al ciclo que ninguno de los dos dejaba de empujar dentro de mi cuerpo sus respectivos miembros.

Después de que los tres disfrutamos todo lo que hicimos, regresé a mi casa, pero al consecutivo día cuando llegué a la fiesta a los primeros que vi hoy dentro fue a mi novio, y a su desgraciado hermano.

Deja un comentario